Palma de Madagascar: una palmera que no es palmera

Tiene forma de palmera, mide como palmera, tiene hojas de palmera y su nombre hace referencia a una palmera. Y sin embargo, la palma de Madagascar o la palma de Madagascar no una palmera.

Este es el caso de lo que se conoce científicamente como Pachypodium lamereiuna especie de árbol (aunque ya no sabemos cómo llamarlo) de gran altura, perteneciente al género Pachypodium. Estas especies son propias de una zona concreta de África, situada en Madagascar, Namibia y Angola.

Lo interesante de todo es que la palmera de Madagascar crece (crece unos 30 centímetros al año), por lo que es perfecta para crecer en macetas y en interiores durante los primeros años.

En cuanto a su aspecto, aunque al principio del artículo hablábamos de su gran parecido con las palmeras, tiene una característica que las distingue absolutamente, y es que su tronco espinoso.

Su exótica belleza y fácil de cultivar y adaptada a cualquier ambiente cálido hace de la palmera de Madagascar una opción elegida por cultivadores y amantes de la jardinería ya que además es relativamente fácil de encontrar en viveros especializados.

En este artículo te contamos sobre propiedades, curiosidades y la forma de cultivo de esta palmera, que, no, no es una palmera. Entonces, ¿cómo lo clasificamos? Como un planta suculenta.

Características de la palma de Madagascar

La palmera de Madagascar es una suculenta originaria de zonas con temperaturas cálidas y constantes durante todo el año, así como un nivel de humedad medio. De desarrollo lento pero constante, puede superar los 6 metros de altura en su estado adulto, formando un tronco que se engrosa con los años y supera los 80 cm de diámetro, recubierto de espigas.

Cuando las hojas se agrupan, tienen un parecido remoto con las palmeras, al menos en su forma y en la forma en que caen sobre la copa central. Pero a medida que nos acercamos lentamente Pacypodium lamerei, no tienen nada que ver con eso. son alargados, 40 cm de longitud media, pero no son fibrosas como las palmas. Su aspecto es correoso y muestra un verde intenso que al tocarlo nos puede recordar a la planta Monstera.

Otro aspecto interesante de la palma de Magadascar es su espectacular floración, de color blanco y formada por flores grandes (de unos 6 a 8 cm).

taxonomía

Ordenar Gentianales
Familia Apocynaceae
Sexo Pachypodium
Especies Pachypodium lamerei

Nombres comunes por los que se le conoce: Palma de Madagascar, palma de Madagascar.

Época de floración: Suele florecer en primavera, aunque depende de la climatología y puede florecer en cualquier época del año, con preferencia por las épocas de temperaturas más cálidas.

Cómo cultivar la palma de Madagascar

Como hemos comentado en la introducción de este artículo, la palmera de Madagascar es una opción rústica que se adapta fácilmente a climas cálidos y con cierta humedad.

Por ello, se suele optar por la opción de cultivarla en maceta, la forma de presentación más habitual en la mayoría de viveros. Debido al lento desarrollo, solo tendremos que transplantarlo aprox. cada dos añospara poder disfrutar de su aspecto exótico durante varios años antes de su trasplante definitivo.

Climatología

temperaturas cálidas, sin riesgo de heladas en invierno y preferiblemente una humedad algo mayor, más propia de las zonas costeras. Este sería el resumen de las condiciones óptimas para la palma de Madagascar.

Pero su rusticidad le permite eludir o ampliar el rango de estas condiciones. Analicemos cuáles son los más importantes.

Temperaturas: ideal continua durante todo el año entre 18-35 ºC. Puede soportar temperaturas mínimas de hasta 10 ºC, a partir de las cuales debe protegerse del frío.

Humedad: esta suculenta necesita una humedad constante superior al 60%, aunque este no es el requisito más importante. En condiciones muy secas, el borde de las hojas puede volverse marrón y crujiente.

Relámpago: Crece en ambientes con buena iluminación, aunque intentaremos evitar el sol directo durante los meses más calurosos del año, ya que las hojas pueden verse afectadas, presentando manchas y una pérdida general de su aspecto verde, que se torna más clorótico o amarillo. .

Palmera Magascar cultivada en macetas. Foto: Anish Nellickal

tipo de suelo

La palma de Madagascar crece de manera óptima en un sustrato o suelo que define algo intermedio almacenamiento de humedad y drenaje. Como planta suculenta, no puede tolerar el exceso de humedad, pero disfruta de un ambiente más tropical donde el sustrato no debe estar seco.

Si la cultivamos en maceta, una sustrato ideal sería la conexión de la siguiente manera.

  • 50% sustrato universal
  • 40% fibra de coco o perlita
  • 10% humus de lombriz


Reloj solar informal Casio Digital para hombre PRW-3000G-1D

Reloj solar informal Casio Digital para hombre PRW-3000G-1D

  • AmericaJWS: el tiempo de entrega estimado será de 5 a 12 días hábiles para EE. UU., AU y JP
  • Viene con: Casio Manual + Casio Pro Trek Box Garantía de Amazon. com
  • Paquete: La caja recibida puede diferir de la que se muestra en la imagen ya que el diseño para EE. UU., Europa y Asia es diferente. sin embargo, todavía son auténticos.
  • reloj casio prw-3000g-1d –
  • 2 años de garantía Asurion-Amazon. com. «

El pH ideal es ligeramente ácido, rango donde permite la absorción de la mayoría de los nutrientes, aunque no es un factor primario en su crecimiento.

Que adición periódica de materia orgánica, la sustitución del humus de lombriz o cualquier tipo de compost vegetal favorece el desarrollo de sus hojas y la germinación después del final del invierno. Podemos hacerlo dos veces al año.

Madagascar necesita agua de palma

Las plantas suculentas como la palma de Madagascar necesitan riesgos moderados. Normalmente hay tendencia a regar demasiado, por lo que antes de regar siempre debemos preguntarnos si el sustrato aún tiene suficiente humedad o si necesita humedecerse.

Un programa de riego para cultivar esta planta en macetas en interiores es el siguiente:

  • Riego en primavera y verano: 1 vez por semana o como máximo 2 veces si el sustrato tiende a secarse.
  • Riego en otoño e invierno: mantener una humedad mínima, regando una vez cada 10-15 día con una pequeña cantidad de agua.

Un punto clave para mantener esta planta en perfectas condiciones es la cantidad de riego. Aproximadamente no incorporaremos más de 1/8 o 1/10 del volumen de la olla. Es decir, si el recipiente en el que se cultiva tiene un volumen de unos 10 L, regaremos con una cantidad entre 1 y 1,25 litros.

Debemos garantizar un excelente drenaje para esta planta y la maceta debe tener suficientes agujeros para que el exceso de agua escape fácilmente. Con la cantidad de agua descrita en el apartado anterior, debe drenar alrededor del 5-10% del agua suministrada para garantizar una perfecta hidratación de la planta y al mismo tiempo eliminar las sales acumuladas en el sustrato.

Uso de nutrición y fertilizante.

Si somos constantes con el aporte de materia orgánica en forma líquida o sólida, como por ejemplo a través de lombricomposta o compost descompuesto, el aporte de fertilizante solo será recomendable para plantas que visualmente necesiten un poco de apoyo.

En este último caso, ante una planta con hojas más finas que ha perdido su verdor original, o notamos falta de germinación o vigor, recomendamos aplicar fertilizante 2 veces al año.

La forma más sencilla de incorporar abono para esta suculenta planta es con leña fertilizante sólido granulado. Una fórmula completa es la solución con oligoelementos NPK 12-8-16, aplicada a principios de primavera (marzo) y repetida en agosto-septiembre. La dosis recomendada debe ser baja, aprox. 20-40 gramos por maceta. Con la humedad que aportaremos a través del riego, los gránulos se irán soltando poco a poco y evitaremos añadir un exceso de sales al sustrato.


COMPO Novatec Abono Azul Universal, 5 kg

COMPO Novatec Abono Azul Universal, 5 kg

  • Fertilizante complejo NPK (Mg+S) 12 + 8 + 16 (+3+25) con magnesio y azufre + microelementos + inhibidor de la nitrificación, Ideal para todo tipo de plantas ornamentales, arbustos, plantas verdes, rosales, cítricos, etc.
  • Tecnología profesional con el inhibidor de la nitrificación (DMPP), que asegura la estabilidad del nitrógeno en el suelo, garantiza el máximo aprovechamiento de los nutrientes en las plantas y una floración más abundante. Suscripción de hasta 8 semanas disponible
  • Fórmula mejorada, con menos fósforo. Respeto por el medio ambiente
  • Calidad COMPO: materias primas seleccionadas según la receta original de COMPO, estricto control de calidad por parte de laboratorios e institutos independientes, las mejores condiciones para un crecimiento saludable de las plantas
  • Contenido: 1 x Abono COMPO Novatec Universal Blue, 5 kg

trasplante de Pachypodium lamerei

Si la cultivamos en maceta, la palmera de Madagascar nos pedirá un trasplante cada dos años, aunque dependerá del volumen y ancho de la maceta elegida. Para realizar el trasplante sin dañar la planta, recomendamos realizar el siguiente proceso.

  • Una maceta ideal para dejar respirar el sustrato son las de arcilla, aunque puedes elegir el material que más te guste desde el punto de vista decorativo, sobre todo si están en casa.
  • Rellenaremos un 30-50% del volumen de la maceta nueva con la proporción de sustrato mencionada en los puntos anteriores.
  • Con mucho cuidado quitaremos la tierra de la maceta vieja, sin forzar ni notar que las raíces se parten. Este proceso puede ser lento y agotador para las plantas que han estado en el mismo contenedor durante varios años.
  • Colocamos la palma de Madagascar en posición vertical y cubrimos hasta la parte superior del sustrato, presionando firmemente los bordes del tronco para estabilizar la planta.
  • Realizaremos un riego generoso para facilitar la instalación, sin dar abono y dejando que el humus de lombriz le permita formar nuevas raíces.

Plantas afines para cultivar en casa

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *