BovINE muestra soluciones innovadoras para hacer más sostenible el sector vacuno

La empresa pública INTIA ha sido la encargada de acoger y organizar la 7ª asamblea general en Proyecto europeo BovINE que se celebró en Pamplona con la participación de más de 50 expertos del sector vacuno de nueve países. Con el reto de abordar la sostenibilidad en el sector, este foro ha servido para dar a conocer diversas iniciativas de buenas prácticas que de forma innovadora permiten dar solución a las necesidades detectadas. Además, el encuentro dedicó el segundo día a visitar dos ejemplos de buenas prácticas en explotaciones ganaderas de Navarra, en los municipios de Milagro y Andosilla.

La red BovINE (Beef Innovation Network) se ha creado para ayudar al sector de la carne de vacuno a abordar los desafíos de sostenibilidad con una financiación de 2 millones de euros de la UE. En España, INTIA y la Universidad de Zaragoza son entidades socias en un consorcio de proyecto con otras 16 entidades socias de la UE.

La asamblea fue inaugurada por la directora ejecutiva del INTIA, Natalia Bellostas, quien en su discurso defendió la producción ganadera, y específicamente la de vacuno, como parte de la solución al problema del cambio climático, con sistemas como el pastoreo en el manejo de las tierras “que de lo contrario iría sin supervisión». Y añadió que todas las partes implicadas (producción, investigación, asesoramiento técnico…) «tienen la obligación de hacer cada vez más sostenible este sistema de producción cárnica, no sólo desde el punto de vista medioambiental, sino también desde un punto de vista socioeconómico”.

Ejemplos de buenas prácticas

Durante la jornada se presentaron varios ejemplos de buenas prácticas, como el presentado por Paola Eguinoa, técnica de INTIA para mejorar los beneficios de una finca en las ventas. El caso de SAT Trigo Limpio en Navarra, cuyos integrantes se unieron para construir su propia sala de despiece que les permite vender directamente o llevar su producción a través de circuitos cortos de venta.

Desde Bélgica, Dirk Audenaert mostró así un modelo de planificación financiera basado en datos de los sistemas contables de entidades europeas y de la organización IVB. “Es crucial recopilar las cifras, hacer uso de ellas y compararlas con otras granjas, también de otros países. Con esta información, deberíamos poder hacer ajustes en las granjas para mejorar los resultados”, dijo.

Airi Külvet de Estonia, por su parte, mostró una iniciativa que valora los ecosistemas seminaturales de su país creados por la intervención humana. Abogó por que se combinara el bienestar animal con la restauración de la naturaleza, y para ello una campaña televisiva ofreció imágenes de ganado alimentado 100% con pasto.

En Holanda están desarrollando un modelo de simulación que calcula los costes de alimentación para rumiantes y así optimiza los costes variables. El Grange Feed Costing Model, desarrollado en Excel y extrapolado a otros países, ha dado resultados muy positivos a la hora de sugerir piensos y cultivos alternativos para compensar el aumento de precios, según explica Kees De Roest, de la CRPA.

Otras dos soluciones innovadoras presentadas en este foro de Navarra procedían de Portugal y Alemania. El primero propone que los mataderos locales participen también en la venta directa de la carne vacuna producida en la zona, y el segundo consiste en establecer una especie de lecho de compostaje para el ganado que aporte una serie de beneficios para el animal y la sociedad. En Italia, tres asociaciones se han unido para trabajar en la divulgación de la capacidad nutricional de la carne de vacuno, con documentación de la comunidad científica que avala esta afirmación.

Visita de campo

La segunda jornada estuvo marcada por dos visitas a dos iniciativas empresariales puestas en marcha en Navarra. El primero, la planta de tratamiento de subproductos de TRASA en Milagro. Es una empresa de referencia en la gestión y valorización integral de residuos vegetales para la alimentación animal.

Y tras la parada en la finca experimental Cadreita, se realizó la segunda visita de buenas prácticas a la ganadería SC Robles de Andosilla, una explotación familiar intensiva en clima seco español que cría terneros Pirenaica, Blonda de Aquitania, Limousina y Angus. Esta finca tiene unas 200 vacas. Esta finca cuenta con unas 200 vacas de diferentes razas y se cruzan con machos Blonda de Aquitaine, Limousine y recientemente Angus. Los machos con genética Angus (puros o mestizos) engordan más tiempo (hasta 2-3 años) que el resto de terneros, que engordan hasta 12-13 meses. Esto les ha permitido diferenciarse en el mercado español de vacuno.

Necesidad descubierta en el sector

Durante los dos días de asamblea general se pudieron analizar diversas medidas relacionadas con el bienestar y la salud animal, la calidad de la carne y el medio ambiente. “A través del proyecto Bovino se ha intentado identificar una serie de necesidades y buscar anualmente soluciones tanto desde el mundo de la investigación como desde el sector primario. Estas necesidades han cambiado en la situación actual y habrá que analizar cómo encajan en estas estrategias dentro de Farm to Fork a nivel europeo”, concluye Paola Eguinoa de INTIA.

El proyecto BovINE ha desarrollado un “Knowledge Hub” que contiene más de 400 registros de investigación validados y buenas prácticas agrícolas, ha registrado 2.000 visitas de usuarios individuales accediendo a más de 25.000 páginas en menos de un año.

El Bovint Knowledge Center es de libre acceso y está organizado en torno a cuatro temas principales: salud y bienestar animal, resiliencia socioeconómica, eficiencia y calidad en la producción de carne y sostenibilidad ambiental.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *