Tiempos de solidaridad, cosmética ecológica y local más que nunca

Estos son tiempos difíciles. Llevamos años con crisis tras crisis. Algunos inesperados, como la pandemia del covid; otros anunciaron, como la crisis climática. Una guerra a las puertas de Europa es una lección práctica de algo que se viene anunciando desde hace tiempo: dependemos demasiado de lo que viene de fuera. La globalización ha tenido cosas positivas, pero se ha salido de control. Hemos dado barra libre a un mercado muy ambicioso y con enormes implicaciones sociales y medioambientales.

cosmética ecológica y local
123rf Limited©slena. cosmética local

Cosmética ecológica y de proximidad: consumir menos y mejor

También se nos ha dicho durante mucho tiempo que los consumidores tienen un poder enorme. En nuestras manos está la clave para el desarrollo de algún tipo de economía. Y probablemente hay muchas razones para eso. ¿Cuánta injusticia, contaminación y desequilibrio hay detrás de una crema facial vendida en una gran tienda y que cuesta 5€? Y por el contrario, ¿cuánta generación de empleo de calidad, apoyo a los agricultores ecológicos y desarrollo económico local hay en una nata que se hace aquí y cuesta 25€?

En nuestras manos está la clave para el desarrollo de algún tipo de economía

Son tiempos difíciles para muchas personas. Tendremos que Consume menos, no solo por razones económicas, sino por razones ambientales. Nuestro planeta ya no está cediendo. Pero también tendremos que consumir mejor, mostrar solidaridad y apoyar las iniciativas que nos lleven a un mundo mejor. Por eso llegamos a recordar por qué comemos cosmética orgánica y natural es la mejor apuesta:

  • Los ingredientes son de origen natural. Por ello, nos garantiza que no apoyamos a la industria petroquímica, que además de su fuerte impacto en el cambio climático es contaminante.
  • Si los ingredientes son orgánico, apostamos por un sistema productivo respetuoso con el medio ambiente y que evite la despoblación de las zonas rurales. Algunos ingredientes se obtienen a partir de subproductos agrícolas y, por lo tanto, promueve la economía circular.
  • Solo se permite un pequeño porcentaje de ingredientes de origen químico, y solo si provienen de la llamada «química verde», es decir, aquella en la que se garantiza un mínimo impacto ambiental.
  • No utiliza ingredientes genéticamente modificados.. La soja y el maíz son una importante fuente de materia prima para la industria cosmética. El cultivo de soja transgénica en países como Brasil y Argentina está relacionado con la destrucción de grandes extensiones de selva amazónica y con graves problemas de salud para las poblaciones que viven rodeadas de estos cultivos, expuestas a constantes tratamientos con herbicidas.
  • No utiliza nanotecnología. No hay suficientes estudios científicos que demuestren su seguridad a largo plazo para los ecosistemas donde llegan a través del agua de nuestras duchas.

Si los ingredientes son ecológicos, apostamos por un sistema de producción respetuoso con el medio ambiente y que evite la despoblación de las zonas rurales.

Pero además, podemos añadir otros muchos aspectos que harán aún más sostenible nuestra compra, como por ejemplo que la empresa sea local, que reduzca envases, que apoye a colectivos vulnerables. El desarrollo del sector de la cosmética eco-natural en los últimos años nos permite elegir entre un amplio abanico de propuestas y seguro que podemos encontrar la que mejor se adapta a nuestras preferencias.

Finalmente, como estamos en tiempos convulsos y como dicen «un río revuelto, las ganancias de los pescadores», no nos detenemos en denunciar que hay muchas empresas que se aprovechan de vender cosméticos que no son orgánicos o que no han sido debidamente verificado. Por ello, una vez más recomendamos elegir siempre cosméticos certificados por una entidad reconocida. En este río revuelto, incluso las marcas de calidad se venden a bajo precio en beneficio de unos pocos.

Autores: Nuria Alonso, certificación BioVidSana y Montse Escutia, Proyecto estético

suscribir a la newsletter y recibe Bio Eco Actual gratis todos los meses en tu e-mail

Bio Eco de hecho, tu mes 100% orgánico
Expediente
Bio Eco Actual Noviembre 2022

Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp Correo electrónico Imprimir

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *