Lluvia en Argentina: llega ayuda a zonas agrícolas


Argentina atraviesa un período de extrema sequía, provocado por el conocido evento de La Niña. Sin embargo, el Instituto de Clima y Agua del INTA confirma que en los próximos días caerán lluvias importantes en la región pampeana, lo que beneficiaría la siembra de segundas y tardías cosechas.



La sequía se extiende por tercer año consecutivo debido al forzamiento oceánico y una tendencia hacia una menor precipitación en el sureste de América del Sur, especialmente en invierno y primavera, en los últimos años. Este escenario de escasez de agua es muy grave para el sector agrícola ya que implicaría rendimientos de los cultivos muy por debajo de los promedios históricos.

En este contexto negativo para la producción, se espera la llegada de un relevo con un sistema de lluvias en los próximos días. “Los modelos anuncian altas probabilidades de eventos de lluvia a partir del jueves y en algunas zonas con importantes milímetros para todo el centro y norte del país”, dijo Pablo Mercuri, director del Centro de Investigaciones en Recursos Naturales (CIRN) del INTA. En ese sentido, agregó: “En el centro occidente de la región pampeana podrían ser más intensos y se prolongarían hasta el domingo y el lunes”.

Estos eventos de lluvia comprenden la zona núcleo: norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe y este de Córdoba. Según Mercuri, “este sería el evento regionalizado que más agua puede traer al sector en los últimos meses en cuanto a intensidad, aunque las lluvias seguirán dándose de manera irregular y muy diferente entre ciudades cercanas”.

La mayoría de los modelos de pronóstico continúan indicando la duración de esta fase fría durante la primavera y principios del verano, con una intensidad de leve a moderada. La probabilidad de ocurrencia de esta fase es entre 70 y 95% en los próximos meses. Esta probabilidad disminuiría hacia principios del próximo año, cuando se espera una transición a la neutralidad entre febrero y abril con una probabilidad entre 40 y 55%.

Las lluvias esperadas representan «un alivio durante este evento de sequía», señaló Mercuri, quien subrayó: «Con la expectativa de que La Niña reduzca su impacto en la circulación global desde el inicio del verano y que el segundo evento oceánico que es desfavorable para circulación atmosférica, como el dipolo en el merme del Océano Índico en las primeras semanas de diciembre”.

Ante este escenario, el director recomienda “definir estrategias para el manejo o siembra de cultivos espesos, considerando como criterios para la toma de decisiones los milímetros que aporta este evento y cuánto se regulariza el almacenamiento de agua en el suelo”. Y agregó: “Para aquellos trigos que se encuentren en una situación de regular a buena, significará un buen efecto para el despunte y llenado de grano. Además, este evento de lluvia regionalizado podría ser la clave para reducir o detener la caída esperada en la producción de los trigos implantados”.

Por otro lado, «serían las primeras lluvias primaverales generalizadas, luego de la sequía invernal, aparte de los eventos del 25 y 26 de octubre, que fueron significativos sólo en el centro-oeste de Buenos Aires y el suroeste de la provincia». Y podrían ser en varias zonas el puntapié inicial para la siembra de segundas y gruesas tardías”, resaltó Mercuri.

Considerando la continuidad del evento de sequía en todas las regiones, se recomienda conocer la disponibilidad de agua en el suelo antes de tomar una decisión agronómica.

Pronóstico

Que último informe del Instituto del Clima y el AguaIndicó que para el jueves y viernes se espera, sobre el centro y norte del país, abundante nubosidad con vientos moderados del sector noreste que rotarán hacia el este y clima cálido e inestable.

Se esperan lluvias y tormentas de diversa intensidad sobre el NOA, NEA (norte y oeste), Cuyo y la región Pampeana (especialmente en el centro-oeste y en menor medida en el este). Algunas pueden ser localmente intensas con fuertes lluvias, rachas de viento y/o granizo ocasional, especialmente sobre Mendoza, San Luis, La Pampa y Bs. As. (Oeste).

El jueves, el centro y norte de la Patagonia estaría bajo la influencia de un sistema de baja presión. Se esperan vientos moderados a fuertes del sector suroeste que girarán hacia el sur y cielo nublado. Existe riesgo de chubascos y lluvias ligeras acompañadas de rachas de viento.

Durante este período se recomienda monitorear los pronósticos y avisos emitidos por el SMN.



También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *