LA UNIÓ valora la lluvia en general como beneficiosa para el paisaje valenciano, aunque el granizo daña los cultivos especialmente en el Camp de Túria y la Plana Baixa

LA UNIÓ Llauradora informa que la DANA de los últimos días con tormentas y granizo ha afectado sobre todo a las comarcas del Camp de Túria y la Plana Baixa con una superficie afectada de más de 1.300 hectáreas cultivadas.

Pero para el conjunto de la sociedad valenciana, la lluvia ha sido muy beneficiosa para el paisaje. Este episodio de fuertes lluvias se esperaba con mucho temor, pero al final han sido en general positivas, salvo en los lugares localmente más afectados, porque recargarán los acuíferos y ahorrarán riesgos, lo que será un pequeño alivio dado el alto precio actual. de electricidad, aumentarán el calibre de la producción en espera de la cosecha, limpiarán los árboles de posibles plagas y enfermedades, y servirán para regenerar pastos para la alimentación animal.

El granizo ha caído de forma muy localizada en la comarca de la Plana Baixa, principalmente en los municipios de Borriana, Les Alqueries y Nules, con incidencia en el cultivo de cítricos, aunque con daños relativos con una media de aprox. 10%. Habrá que ver cómo se desarrolla la variedad Clemenules, por ejemplo, con el trasfondo de la humedad de los últimos días y las altas temperaturas de hoy por el viento de poniente que puede provocar la aparición de pixat o el agua en el fruto.

En la comarca del Camp de Túria, los daños parecen estar más generalizados en gran parte de la comarca y han afectado principalmente a los cultivos de cítricos, hortalizas y caqui.

LA UNIÓ señala que estas adversidades climáticas están cubiertas por el actual sistema de seguros agrarios y solicitará a Agroseguro que agilice al máximo los peritajes de las parcelas afectadas.

Otro problema aparte del granizo es el acceso a los campos debido a la gran cantidad de lluvia acumulada en pocas horas en algunas zonas, lo que ha provocado roturas de infraestructuras como taludes y muros y el mal estado de algunos caminos vecinales, por lo que desde LA UNIÓ se requieren reparaciones urgentes para acceder al recinto lo antes posible.

La organización exige también a las personas afectadas la asignación de ayudas directas, la cancelación del IBI de las parcelas cultivadas y construcciones presentes en ellas, la bonificación de las cotizaciones a la seguridad social durante un año, la constitución de préstamos con interés subvencionado y también una serie de acciones y apoyo a las cooperativas de comercialización afectadas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *