La DO Estepa apuesta por un olivar más sostenible

  • El estudio que se ha presentado en la jornada de este miércoles se enmarca dentro del proyecto Sustainolive, en el que participa DOPEstepa junto, entre otras entidades, a la Universidad de Jaén.
  • El espacio protegido por DOPEstepa pretende ser pionero en potenciar el papel del olivar como secuestrador de C02.

Estepa, 20 de octubre de 2022. La Denominación de Origen (DOP) Estepa, en la IX edición de la Cátedra de Cultivo del Olivo «José Humanes», ha hablado este miércoles sobre el importante papel que juega el olivar en la lucha contra el cambio climático y la rentabilidad que puede suponer para los olivareros.

La unidad contó con la presencia de Roberto García, investigador de la Universidad de Jaén, quien explicó los resultados del último estudio sobre la capacidad del olivar para transferir C02 de la atmósfera al cultivo en forma de carbono orgánico, y su impacto en la lucha contra el cambio climático, enmarcada dentro del proyecto Sustainolive.

Cabe señalar que la zona protegida por la Denominación de Origen Estepa se ha convertido en una zona olivarera pionera en los estudios científicos que pretenden aprobar este cultivo como “secuestrador de C02”. De esta forma, el Consejo Regulador ha impulsado iniciativas para trasladar a sus empleados la necesidad de promover un olivar más sostenible para atender la demanda del propio medio ambiente, la sociedad y la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC).

García comenzó explicando que el olivar es uno de los cultivos que más carbono orgánico acumula, y este se encuentra en “las estructuras permanentes del árbol como el tronco, las ramas primarias o las raíces”. De esta forma, DOPEstepa aboga desde hace años por la implantación de técnicas cada vez más sostenibles en el olivar, como la cubierta vegetal, y lleva a cabo acciones para concienciar a los agricultores de la importancia de ir aún más lejos hacia un entorno de cultivo 100% ecológico. .

La cubierta vegetal, el triturado adecuado y el uso de podas o el uso de compost como fuente de carbono han sido algunas de las claves destacadas por la investigadora en el «carbofarming», una técnica que sirve para ligar este dióxido de carbono y mitigar así el cambio climático.

García también ha demostrado con su estudio la rentabilidad de utilizar el material en el olivar, señalando que “cada hectárea puede secuestrar hasta 3,5 toneladas de CO2 al año” y que cada tonelada representa “un valor de 85 euros”. Dato que ha hecho que “cada vez más agricultores tomen conciencia de este tipo de prácticas”.

A pesar de que la zona amparada por la Denominación de Origen Estepa ya utiliza técnicas sostenibles, como la producción integrada y ecológica, y es un referente mundial en este sentido, los distintos estudios abiertos ponen de manifiesto el mencionado importante papel que juega el cultivo en la lucha contra el cambio climático.

El ponente, que ha mostrado datos de una media de 24 explotaciones, ha explicado que «todavía no se ha impuesto un método único para seguir esta práctica», pero espera que la UE lance pronto normas únicas que «puedan certificar el trabajo realizado en esta campo para cada agricultor.

La IX edición de la Cátedra de Olivicultura «José Humane» sigue su curso con interesantes ponencias sobre el olivar, que puedes seguir en el canal de Youtube de BOB Estepa, que cuenta con más de 5.000 suscriptores de varios países.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *