Homo agricola: FERTILIZANTE DISFRAZADO

Igual que el de la imagen. No tiene nombre, pero parece estar disfrazado, ¿sabes qué? Parece ser «nitrato de potasio», pero no nos engañemos, demos la vuelta a la bolsa y miremos la letra pequeña. Es un poco vago, pero dice que el contenido declarado es 11% como nitrógeno amídico (ácido úrico en nuestro idioma) En bolsas de nitrato de potasio, el contenido declarado es 13% de nitrógeno en forma de nitrato. Compruébelo usted mismo.

Ahora vamos con el potasio. En ambos casos, el contenido de potasio, expresado en óxido de potasio (K2O), es del 46%. En los fertilizantes, el potasio puede ir acompañado de nitrato, sulfato, fosfato o cloruro. En este caso no puede deberse al nitrato porque el nitrógeno está en forma de urea. En cambio, si venía con sulfato o fosfato en la declaración de contenido, según la normativa de fertilizantes de la UE, había que indicar la riqueza en fósforo (P2O5) o azufre (SO3). En el caso de que el potasio vaya acompañado de cloruro, la misma normativa no obliga a los productores a indicar el contenido. Esto significa que el compañero de potasio en este caso es el cloruro.

Por todo lo demás, debemos concluir que desde el punto de vista nutricional este fertilizante aporta casi el mismo nitrógeno que el nitrato potásico. Respecto al cloruro que trae el potasio, no tengo problema en utilizarlo siempre que nos adaptemos a las condiciones del cultivo, del suelo y de la calidad del agua de riego.

Finalmente, quien quiera realizar una operación sencilla, le confirmará que con 25 kg de urea y 75 kg de cloruro de potasio se pueden preparar 100 kg de este fertilizante.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *