¿Es el otoño el momento de plantar árboles leñosos?

El período previo al invierno es uno de los momentos idóneos para ampliar nuestra explotación hacia la producción de frutos secos. El nuevo árbol debe frenar su crecimiento para no quedar vulnerable ante posibles heladas, advierte Agromillora

Cada vez son más los agricultores dedicados a los cultivos tradicionales que están poniendo el ojo en los cultivos leñosos, una opción atractiva desde el punto de vista de la gestión, pero sobre todo de la rentabilidad. Es oportuno destacar algunas cuestiones relacionadas con estos cultivos, para despejar dudas y centrarnos en sus ventajas frente a otras opciones de cultivo.

¿Cuándo es el mejor momento para plantar árboles frutales?

En realidad, hay dos épocas apropiadas del año. Una de ellas es la primavera, siempre que se eviten las fechas más calurosas y con la absoluta necesidad de disponer de agua para realizar los primeros riegos cuando finalice la plantación.

El otro es el otoño, cuando debemos estar seguros de ello. el árbol ha detenido su crecimiento. “Si el árbol se planta en pleno desarrollo, será extremadamente vulnerable a las heladas”, advierte. Benjamín Crespodelegado en la zona norte de Agromillora, una de las empresas que lidera la expansión de estas producciones.

De hecho, cuando un cliente quiere plantar en este periodo, la empresa saca los almendros del vivero para que frenen su desarrollo y se aclimaten para poder trasplantarlos a su ubicación definitiva.

¿Vale toda la tierra para el cultivo de árboles?

Quien quiera plantar, por ejemplo, almendros en su finca, primero debe analizar qué variedad se adapta mejor a su zona y suelo.

También debes elegir bien la zona de plantación para evitar zonas expuestas a las heladas, como los valles, además de desterrar algunos clichés, como asignar la peor tierra a este cultivo. “El almendro necesita suelo lo más rico posiblecomo cualquier cultivo, a pesar de que tradicionalmente estaba relegado a las peores fincas, consecuencia de una mentalidad cerealista’, apunta. Crespo.

Demo Almendro 2022

¿Qué tan rentable es la inversión?

La rentabilidad ha sido precisamente el apalancamiento que ha hecho cambiar la forma de pensar de los agricultores. «Se está dando cuenta de que el almendro puede ser diez veces más rentable que un grano de regadío, por lo que vale la pena colocarlo en un buen suelo».

“Un grano de regadío puede dejar una rentabilidad de entre 400 y 500 euros la hectárea, mientras que el almendro en seto, a precios actuales, Se pueden conseguir 4.000 euros netos”, dice el responsable de Agromillora. En la producción orgánica, esta ventaja también se puede duplicar.

Es esta rentabilidad la que hace que la inversión en almendros se amortice habitualmente al cuarto año, o como mucho al quinto. Cifras que permiten a Crespo decir que España y Castilla y León «son más competitivas en frutos secos que Francia o Alemania por las horas de sol, mientras que en cereales no lo son»

¿Cuál será el panorama a mediano plazo?

De cara al futuro, si cambia la PAC, la rentabilidad del cereal podría verse comprometida, algo que no ocurrirá con los frutos secos si el consumo sube y es previsible que siga creciendo por sus cualidades nutricionales.

En esta conexión Crespo recuerda que España es el mayor consumidor por habitante del mundo con alrededor de 1,5 kilos de frutos secos al año. Si bien algunas regiones del mundo son gigantes dormidos, como es el caso de China, “que cuando despierte será gran demandante de estos alimentos.

¿Y el orgánico?

Dentro de la tendencia de demandar más frutos secos como alimentos saludables y de calidad, el ecológico es un paso más.

Castilla y León presenta algunos condiciones para la agricultura ecologica que no cuentan con otras áreas de producción, según Crespoprincipalmente gracias a disfrutar de un clima seco y heladas invernales que actúan como un eficaz fitosanitario.

Uno de los formatos ideales para los almendros ecológicos es, por ejemplo, en el llamado secano fresco, donde este tipo de árbol es una opción muy rentable cuando se beneficia de un buen suelo y cierta humedad con precipitaciones constantes.

Por ello, muchos agricultores de Agromillora se animan a apuesta por el almendro ecológicosiempre que cuenten con el asesoramiento adecuado, tanto para la manipulación como para la realización de los tratamientos autorizados.

¿Qué es el almendro clavado en el seto?

Un almendro colocado en un seto permite plantar unos 2.000 árboles al año. hectárea gracias a una alta densidad, en un marco de planta de tres o cuatro metros entre calles y uno o metro y medio entre árboles. Con este tipo de conducción, el seto alcanza una altura de unos 2,7 metros, lo que permite utilizar la misma maquinaria que en el viñedo.

Además, permite una mecanización total del trabajo y que la planta entre en producción de forma temprana, cuando apenas tiene dos años. En tres o cuatro años estará en plena producción y lo seguirá siendo durante al menos dos décadas.

A Benjamín Crespouna de las ventajas de la cobertura es una Máxima eficiencia, ya que toda su pared vegetal es productiva. «El contraste es muy grande en comparación con los árboles grandes», dice.

La clave está en el portainjertos Rootpac 20, de Agromillora, de escaso vigor y alta capacidad productiva, ya que el desarrollo de la planta no va encaminado a tener un tallo grande, sino una gran producción de almendras.

Fuente: Revista Campocyl

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *